Return to site

La Marca, una Historia, varias Historias

“Dios creó al hombre porque ama las historias” (Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz)

La historia es la unión de muchas historias, todas relacionadas entre sí. Ninguna es más importante que la otra. Todas son únicas y originales ¿Qué las diferencia? Algunas dejaron recuerdos (¿huellas?) en la historia compartida y consensuada, mientras que otras son más “íntimas”. Por otro lado, unas historias son más relevantes (¿están linkeadas?) en cierto contexto, relacionándose con otras similares.

Cada uno de nosotros somos una historia única y original. Nos relacionamos con otros a través de relatos (storytelling). Ellos nos unen (ellos noslinkean). Desde nuestra niñez estamos rodeados de relatos/historias. No es casualidad que cuanto más niños somos, más nos gustan y disfrutamos de los cuentos.

“Veamos cuales son los recuerdos de nuestra niñez. Recordamos el lobo que “sopló y sopló hasta que tiró la casa abajo”, mientras que la mayoría no nos acordamos de los cálculos de la clase de matemáticas” (Annette Simmons, “The Story Factor”)

De niños nos cuentan historias y vivimos en ellas, creando nuestro propio mundo ya que, como dijo alguien alguna vez: “los niños son muy creativos porque deben sobrevivir en un mundo de adultos”.

Pasan los años y vamos sumando historias, recuerdos, anécdotas, relatos, EXPERIENCIAS, etc. Lamentablemente nos dejamos “vencer” y el mundo de las historias empieza a ser menos importante para nosotros. Lo inmediato y los resultados certeros pasan a primer lugar. Sin embargo, nuestro ADN se relaciona con las experiencias, con lo emocional … y no con los datos.

“Los antropólogos nos dicen que el impulso narrativo es tan antiguo como la civilización misma” (John Sadowsky, “Email, Social Marketing and The Art of Storytelling”).

En la era digital las historias son importantes. Lo digital es “social”. Es un espacio donde las personas se están relacionan con otras personas y como dijimos, nos relacionamos a través de relatos. Cada uno de nosotros es un relato diferente de la historia.

El gran poder de las herramientas digitales es facilitar la comunicación entre las personas para que compartan sus historias, linkeando los millones de relatos (perfiles) para crear una nueva historia.

En realidad, estamos volviendo a poner en su lugar aquello que se había olvidado: en el centro de todo, están las personas (cada una, única y original).

A la historia la escriben (la viven) las personas, no las máquinas.

A las marcas la experimentan las personas, no las máquinas.

Las personas hablan y escriben sobre las marcas, en las máquinas (en las redes sociales).

Teniendo en cuenta esta dinámica, las marcas ya están en la web (sean conscientes o no), por el simple hecho de que las personas hablan de ellas. Las redes sociales y los muchos diferentes recursos que tenemos para comunicarnos de forma muy sencilla e instantánea, hace que constantemente nos comuniquemos y hablemos por canales digitales.

Podemos decir entonces que la web es el mundo donde están marcas.Ellas deben adaptarse a este mundo digital, creando estrategias y acciones para hablar con sus clientes. De lo contrario, ellos seguirán hablando de ellas, y no es bueno que hablen de nosotros y no hacer nada al respecto.

Los primeros pasos que las marcas deben tener en cuenta para trabajar en la web están muy bien detallados en este artículo: “Por qué la humanización de las marcas no es una moda pasajera” :

1. La humanización de las marcas ayuda las compañías a compartir historias.

2. Las marcas humanas atraen a comunidades de gente real.

3. Las comunidades detrás de las marcas humanas comparten intereses y propósitos.

4. La confianza es la clave de la humanización de la marca y ésta genera valor.

5. La interacción social del consumidor con marcas humanas termina generando otro tipo de comportamientos.

Santiago Trevisán
All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly